martes, 4 de septiembre de 2012

Trenes



Me apasiona viajar en tren. Desde pequeño me han fascinado. Recuerdo que el primer viaje que hice en uno fue cuando apenas tenía diez años, un trayecto nocturno Madrid-La Coruña. No pude pegar ojo porque no quería perderme nada: las paradas, cada estación, los ruidos,...

Ahora sigo manteniendo esa pasión, pero la vuelco en otras versiones. Como apenas puedo desplazarme en tren porque a mi pareja no le gusta, supero mi "adicción" con los cercanías, visitando estaciones cuando hacemos turismo, o imaginando cómo serán por dentro las que veo cuando voy en el coche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada