martes, 21 de mayo de 2013

Quince años de "Una semana en el motor de un autobús"

Es tóxico, pero no mata. Son quince años escuchándolo, quince años acompañándome y siendo parte de la banda sonora a mi vida. Un disco al que siempre se puede recurrir porque siempre es un acierto. Es mi disco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada